piel-artificial-3

conectado al cerebro de manera que produzca las señales correspondientes y bien moduladas. Esto requiere un un profundo conocimiento neurológico. En segundo lugar, los sensores han de ser poco intrusivos, cómodos y muy, muy sensibles. La piel es uno de los órganos más sensibles en los mamíferos y no lo es por nada. Esto requiere de una gran técnica biofísica. Por último, y aquí radica la genialidad del invento, debe ser un material flexible, dinámico y resistente, orgánico y que no provoque rechazo. Vamos, lo que viene a ser una piel artificial de verdad. Pues La piel artificial tiene varias capas que interpretan la señal y la “traducen” para nuestras neuronasprecisamente eso es lo que han conseguido en la Escuela de Ingeniería Química de Stanford, donde la Dra. Zhenan Bao, quién ha dirigido la investigación, ha conseguido increíbles resultados con su prototipo de piel artificial.

http://www.sciencemag.org/content/350/6258/313

Anuncios