Karasume (azul) y Tengu (rojo)

Cuervo Tengu, último período de Edo Pintura de Kaihou Yuutoku
Cuervo Tengu Riding jabalí (Karasu Tengu 烏天狗騎猪 )
del color en seda, Voluta colgante, H = 43,8 cm, 54,9 cm W =
Late Pintura Período Edo por kaiho Yutoku, Sairin-ji 西林寺 , Kyoto.
Foto de Fe y Sincretismo: Saichō y tesoros de Tendai. Catálogo de Kyoto Museo Nacional de 2005.Tengu a continuación por cortesía texto de JaanusArquitectura japonesa y los usuarios del sistema Net Arthttp://www.aisf.or.jp/~jaanus/deta/t/tengu.htm perro Literalmente celeste. Un duende parecido a un ave encuentra con frecuencia en creencias populares japonesas, la literatura y sus representaciones pictóricas. Los demonios japoneses derivan el nombre del dios de la montaña china Tiangou天狗, pero también están relacionados con la deidad budista alas de Garuda (Jp. = Karura). Por otra parte, tengu son vistos como transformaciones (JP: Keshin化身) de deidades sintoístas, Yama no Kami山の神, guardianes de las montañas a menudo asociados con los árboles altos. Tengu son de dos tipos físicos: Karasu tengu烏天狗identificado por la cabeza y el pico de un pájaro; y konoha tengu木の葉天狗distingue por un cuerpo humano, pero con alas y una nariz larga (también llamado tengu yamabushi). Este tipo de tengu menudo lleva un abanico de plumas en una mano. Debido a su larga nariz, tengu se asocian con la deidad sintoísta Sarudahiko (Sarutahiko)猿田彦que lleva en el rostro de un mono , y máscaras tengu juegan un papel destacado en algunas fiestas religiosas. Cuentos populares japoneses temprana, tales como los de la Konjaku MONOGATARI今昔物語(principios 12c) retratan tengu como enemigos del Budismo, provocando incendios en los templos o engañar a los sacerdotes. Sacerdotes que obtienen poderes especiales a través de la disciplina religiosa, pero el uso de estos poderes para sus propios fines fueron pensados para entrar en la vida futura del reino de transmigratoria tengudou天狗道. Las primeras representaciones de tengu son en Kamakura-periodo emaki絵巻, tales como el “Tengu Zoushi emaki天狗草紙絵巻” de 1296 (Nezu根津Museo), que critican sacerdotes arrogantes que terminan siendo tengu. Según la leyenda, cuando era un niño famoso guerrero Minamoto no Yoshitsune源義経(1159-1189) entrenado en la habilidad con la espada mágica con el rey tengu Soujoubou僧正坊cerca Kuramadera鞍馬寺en las montañas al norte de Kioto ( ver foto abajo ). Tengu con frecuencia se muestran en las imágenes relativas a la vida de Yoshitsune, incluyendo tanto la Hogen-Heiji保元平治pantallas de batalla (Museo Metropolitano) y representaciones de “Hashi Benkei橋弁慶” o “Benkei en el puente” tema. El Momoyama-periodo daimyo大名Kobayakawa Takakage小早川隆景(1532-1590) supuestamente diálogos mantenidos con los tengu rey Buzenbou豊前坊en el monte Hiko彦( ver foto abajo ). el carácter de tengu cambiado gradualmente a lo largo de los siglos. Por ejemplo, tengu se pensó mucho para secuestrar niños, pero por el periodo Edo que a menudo se alistaron para ayudar en la búsqueda de niños desaparecidos. del mismo modo, tengu se convirtió en guardianes del templo y las imágenes esculpidas de ellos fueron colocados en o alrededor de los edificios del templo. Tengu también se asocian con山yamabushi伏o “ascetas de montaña “, cuya forma que a menudo se supone. Tengu menudo se representan desgasta el casquillo y el traje distintivo de los yamabushi. Ilustración de tengu aumentó en popularidad y variedad durante el período Edo, habitual ly que refleja la concepción más positiva e incluso luz de corazón del demonio una vez-feroz. En particular, la nariz larga del tengu llevó significado tanto cómica y sexual en ukiyo-e浮世絵impresiones. <fin de la cita por Jaanus> NOTAS DE ORIGEN DE TENGU. F. dice Hadland Davis en su libro de 1913 Mitos y Leyendas de Japón: “Hay otras tradiciones confusas en lo que se refiere a la palabra Tengu, pues se dice que el emperador Jomei dio el nombre a una cierta meteoro ‘, que dio la vuelta de este a oeste con un fuerte detonación ‘. Entonces, de nuevo, un aún más antigua creencia nos informa que el Tengu eran emanaciones de Susaono-o, el impetuoso Hombre, y otra vez, que eran demonios femeninos con cabezas de bestias y grandes orejas y narices de tanta extensión enorme que pudieran llevar los hombres en ellos y vuelan con su carga suspendida durante miles de millas sin fatiga, y, además, sus dientes eran tan fuerte y tan aguda que estos demonios femeninos pueden picar a través de espadas y lanzas.”

Anuncios