Cerca de la ciudad de Qingtongxia (China), en la ladera de una montaña encontramos las 108 estupas o dagobas, uno de los conjuntos de estupas antiguas de mayor envergadura que se conservan en China. Las estupas son monumentos espirituales budistas con una estructura en forma cónica.  Están colocadas en 12 filas formando un triángulo y mirando al río Amarillo. 

 
Se piensa que fueron construidas durante la dinastía Yuan , aunque se desconoce el año exacto de su construcción. El número 108 es muy importante en la numerología china y en la simbología budista, de hecho, podemos encontrar referencias de él en la estupa de Borobudur (Java) donde hay 108 Budas mirando a cada punto cardinal del monumento. En Muktinath (Nepal) hay 108 caños en la fuente sagrada. A muchos templos se accede por una escalera de 108 peldaños, o de dos tramos de 54, o tres de 36.  En los templos de Angkor Wat (Camboya) hay numerosas alusiones al 108, que desempeña un papel importante en el simbolismo de la estructura del mayor complejo religioso jamás construido.
Anuncios